miércoles, 30 de noviembre de 2011

30 de noviembre

Oigo tus pasos lentamente alejarse
y unas voces se pierden sutiles
en esta noche inevitable de tu fuga.
Tampoco el perro dormirá a mi lado.
No sé hasta dónde llegará noviembre.

5 comentarios:

María Blázquez dijo...

Muy bonito. Provoca sequedad en la boca, como si la persona objeto de la despedida fuese agua que se escurre entre las manos.
Quizá cambiaría el orden del adverbio y colocaría lentamente al final del verso.

El último verso me encanta. No inspira la desesperación total, porque, aunque no se sepa cuándo, noviembre acabará.

Un abrazo.

Mila dijo...

Gracias, María. A mi tb me gusta más el adverbio al final pero quise evitar la rima con noviembre. Bss.

tino dijo...

Precioso. en cuanto a la estructura es cierto lo que decis las dos pero todavía quedan otras posibilidades para el verso final. Por ejemplo, una de ellas puede ser:
"Noviembre, no sé hasta dónde llegará." Dejando claro que es este mes y no otro el que se prolonga. Así, podemos colocar al inicio un "oír los pasos alejarse lentamente". Pero, de todas formas está estupendo. Importa el mensaje, lo que sugiere
Un abrazote

Mila dijo...

Gracias, por la sugerencia, la tendré en cuenta.

Mamen Alegre dijo...

Poema corto e intenso. Particularmente me gusta la musicalidad del intercambio en el primer verso de las palabras lentamente y alejarse.( después leí que Tino también lo sugería):)
En cuanto al último verso, yo lo dejaría como está, la sensación, la imágen de un Noviembre sin fin le da un peso al poema, al silencio del fin de la lectura que me encanta.

Besos grandes, Mila.