miércoles, 9 de noviembre de 2011

Absolutamente hombre (Página 73 [pasar página])

Basta que lo escribas
para que no te obedezca
no estoy dispuesta a olvidar.

Te viviré si quiero
en mi boca o en la de tus poemas.
Si quiero te amaré
hasta cuando no sientas mis tacones
ni yo advierta tus bufandas
hasta que pueda llegar a odiarte.

Te harán pedazos
con almohadas o mirándote a los ojos
pero cada uno de esos añicos
forjará un cobarde absolutamente hombre.

5 comentarios:

tino dijo...

Bueno, bueno. Está bien estas reflexiones en versos de los metarrelatos anteriores. Lo que más me gusta son los versos finales en los que se admite la realidad más llana en la ironía del ser hombre.
Gracias por compartir. Un abrazo.

Manuel Romero Higes dijo...

!!!Me encanta!!!

Lo recibo como un abrazo, por ahí venían los vientos...

Si no me equivoco, creo que es la primera vez que sirvo de inspiración para algo, y me siento muy, muy, muy halagado.

Mila, creo que estaría bien escribir un poemario a dos bandas, je je...
Lanzo la solicitud.

Yo solo pedía vuestro abrazo, he preferido pedirlo cuando todo va genial —ahora— antes no hacía falta mendigarlo, ya que los valientes os aventurabais a regalarlo.

Lo de pasar página es ya una realidad, todo vuelve a su estado natural y el tiempo ha colocado cada abrazo en su sitio.

Gracias.

Mila dijo...

Gracias a ti por provocarme. Me decía Ana Castillo en la dedicatoria de su trabajado poemario "La música de las horas", que mi "actitud poética" ante la vida me hace disfrutar o sufrir en ella con mucha intensidad. ¡Cómo me conoce!

Yo siempre respondo, unas veces para bien, otras salgo escaldada.

Mi "actitud poética" quizá no sea suficiente para hacer poesía de cierto nivel, pero me permite ¡¡¡vivir-sentir intensamente!!!

Un abrazo muy, muy apretado.

María Blázquez dijo...

No sé muy bien de qué van ciertas cosas que comentáis, pero no necesito saberlo para mandarte un abrazo sincero Manuel.

Pues eso, un fuerte abrazo.

Mamen Alegre dijo...

Hay veces que un poema te "toca" de tal forma que desenfundas los versos réplica y disparas, a mi me ha ocurrido con frecuencia, y es un ejercicio poético fantástico. ¡Bravo Mila! Abrazos Manuel.

:D Nos vemos en la próxima.

Besos a todos