lunes, 14 de noviembre de 2011

Efímera

El ánimo de la piedra es permanecer
el del camino, la infinitud
la fe de mi consciencia, saberme efímera
como el vuelo fugaz del relámpago.
Acaso un aroma de manzana me defina
tan vulnerable como el agua
al incisivo estar de la luz.

4 comentarios:

tino dijo...

Mi querida Mila los versos me han encantado pero no estoy seguro si la puntuación es exacta. De todas formas te coloco el poema con la puntuación que creo debe tener:

El ánimo de la piedra es permanecer
el del camino, la infinitud.
La fe de mi consciencia, saberme efímera
como el vuelo fugaz del relámpago.
Acaso un aroma de manzana que me defina
tan vulnerable, como el agua
al incisivo estar de la luz.


Perdona si no he hecho lo correcto.
Un abrazote, fuerte, fuerte.

Tino

Mila dijo...

Me parece correctísimo que lo hagas, efectivamente las comas van sustituyendo al verbo: es la infinitud,es saberme efímera. La última, sin embargo, verás si cambio el orden: que me defina acaso un aroma de manzana tan vulnerable como el agua, ya hay verbo "defina"... ¿sería correcto gramaticalmente? Corrijo las dos primeras. Graaaacias!!!

María Blázquez dijo...

Me gusta mucho. La consciencia de saber que nuestro paso es fugaz y la pregunta (búsqueda) de si algo de nosotros perdurará.
Besos.

Mamen Alegre dijo...

Nada más bello que saberse efímera, volátil como un aroma.

Bellos poemas nos regalas, sigue, sigue.

Otro beso