jueves, 13 de noviembre de 2014

Metapoesía y ficción. Tertulia de noviembre.



              Este sábado pasado, día ocho de noviembre, tuvimos la suerte y el honor de tener entre nosotros a Ramón Pérez Parejo, profesor de Didáctica de la Literatura en la Facultad de Educación de Cáceres, pero fundamentalmente un amigo.










             











Ramón, nos habló sobre su libro, Metapoesía y ficción: Claves de una renovación poética. (Generación de los 50. Novisimos).  Nos comentó que partió de la metapoesía, es decir, de la poesía que se tiene a sí misma como objeto, como asunto, una poesía que reflexiona sobre la propia creación poética. Y dentro de este ámbito comenzó a tratar a los poetas de la generación de los 50 y a los Novisimos (68-70). Los primeros, son los llamados la Segunda Generación de la Postguerra y a los segundos, se les nominó como Poetas de la Marginación o del Lenguaje. Por otro lado, nos mostró una selección de textos, de poemas  que fuimos leyendo y comentando.



                      










Después de la  exposición, se entabló un diálogo con nuestro autor. Se tocaron temáticas como esta de la búsqueda de nuevas formas poéticas, de una mejor creación.  A propósito de esto, Ramón comentó  que la poética del silencio, como la de Ángel Valente en los años 80, es una forma de búsqueda creativa. Siguiendo esta traza  algunos autores, entre ellos Ada Salas, retoman la poética de los 80 introduciendo dosis de erotismo. Era como entrar en la búsqueda de nuevas formas de la creación. Se comentó también, entre otras cuestiones, que el hecho creador de la palabra, a veces, puede encontrarse desconectado de la propia realidad. La palabra se crea desde lo que se siente siendo, en definitiva, estas palabras incapaces de transmitirnos la realidad. Las palabras nos mienten. A esto Ramón respondió que la capacidad de lo simbólico nos lleva más allá de la propia palabra. Nominamos las cosas y por tanto da la sensación que estamos dominados por el lenguaje.



                   Finalmente se alabó el libro, Metapoesía y ficción: Claves de una renovación poética. (Generación de los 50. Novisimos), tesis de Ramón, como un tratado asequible. En él algunos tertulian@s se han visto retratad@s  a la hora de escribir. Esta obra es, de por sí y respecto de la creación, una obra terapéutica. En definitiva, el trabajo de Ramón Pérez Parejo es muy válido en cuanto a mostrarnos estos caminos de la creación.


              Como siempre notamos las ausencias, siempre notables: de María Blázquez, que sigue cuidando a Tristán; la de nuestro súper ocupado Manuel Romero, esa mañana en otro lugar presentando un libro de su editorial; de Plácido, convaleciente por un reciente cateterismo; de Mamen, siempre una madre amantísima, que por razones familiares no pudo estar; de Patro y Fernando que, en este día, seguían con Ernesto en Irlanda al que también echamos de menos;  de nuestro entrañable Antonio Castro y por supuesto la de Juanmi y Dani, Jose Enrique, Fran.  Todos estuvisteis allí. Esperamos teneros el próximo día.



viernes, 17 de octubre de 2014

III Premio Nacional de Poesía Origami para Jose Manuel Vivas



FELICIDADES a nuestro tertuliano José Manuel Vivas.
José Manuel Vivas Hernández y el Carlos Recamán Arcay se han alzado con el III Premio Nacional de Poesía Origami, en la modalidad de adultos y joven, que concede Editorial Origami por su obra Trayectos y La luz de los dormidos respectivamente.
Un jurado compuesto por Luna Miguel, Julia Conejo Alonso y Jorge Barco ha decidido conceder este galardón a José Manuel Vivas Hernández y Carlos Recamán Arcay que verán sus libros publicados dentro de la colección de poesía de la editorial.
El jurado destaca el altísimo nivel de las obras presentadas este año al certamen y que hasta el último momento estuvo muy reñido, resaltaron que ambas obras han sido muy trabajadas, con estructuras muy originales y versos muy despiertos.
Editorial Origami comenzó su andadura en la primavera de 2011 y llevan editados hasta el momento 59 títulos, 44 de ellos de poesía. Han apostado desde el principio por autores noveles, y su objetivo con este premio de poesía es poder difundir voces nuevas.

viernes, 3 de octubre de 2014

Volver... La Tertulia Página 72 reinicia su andadura.



Después de un verano tranquilo para unos y agitado para otros, los tertulianos  de Página 72 volvemos a reunirnos este viernes,  3 de octubre, en el aula cedida por el Ateneo pacense y a la hora acostumbrada.

Qué bueno es que los amigos se vean, discutan y en este caso hablen de literatura y de literatos.



 Este año seguiremos tratando con escritores extremeños o afincados en Extremadura. El programa de visitantes a la tertulia se presenta interesante. Estarán con nosotros:
Ramón Pérez Parejo con su poética del silencio. Un maestro donde los hubiere. También nos visitará Jesús Sánchez Adalid, discutiremos sobre la novela histórica y obligado es que leamos su último lanzamiento editorial. Y al final de curso estará con nosotros el poeta José Manuel Martín Portales. Analizaremos su obra  Patio interior. Editorial Pre-texto.

Hay que darle la enhorabuena a una de nuestras tertulianas María Blazquez que ha sido mamá por segunda vez. Felicidades también a Pepe, su marido y a todos los de la casa por el nacimiento de  Tristán.  Este niño  es el mejor verso, la mejor palabra que María ha creado,


Esperemos que este año, como en los anteriores sigamos creciendo a todos los niveles.


jueves, 10 de julio de 2014

El que ataca a los dioses no debe fracasar necesariamente.


Como indique en otra entrada voy a comentar, capitulo a capítulo, el poemario de Alberto Basterrechea, conocido como Batania.  Este es una antología de poemas llamada La poesía ha vuelto y yo no tengo la culpa. Antología de caballos1. Un libro que se divide en diez capítulos, donde nuestro autor, mezclan poemas y fotografías de sus graffitis. Este libro que recoje los poemas de media década2 tiene una particularidad y es que se pone a la venta sin ISBN ni Depósito legal.  Y rematando, en su notas de  crédito, una frase que dice: Cualquier de estos poemas o prosas puede ser copiado, extractado o mejorado sin necesidad de pedir ningún permiso, citando la autoría o sin citarla y para el uso que se desee. Expresión que revela filosofía de total desprendimiento del autor y al que su ego de escritor no le jugará malas pasadas ni le creará úlceras de estómagos. Con ello, Batania o Neorrabioso muestra de manera contundente, y casi molesta, al resto de la “peña” su forma de ser poeta: rehuir de los sistemas de encasillamiento, y con una poesía más allá de la propia poesía al uso. 

En este momento me voy a detener en el primero de sus capítulos, titulado El que ataca a los dioses no debe fracasar necesariamente3. Este contiene trece poemas en los que Batania nos situa ante su tautotés, su identidad, en un diálogo con la realidad más contundente de nuestra esencia humana, la muerte. Su génos, su ser mismo, lo manifiesta en el poema Los extranjeros4 en el que dice “procedo de un linaje sin linaje,/ de una aldea de avena sin historia...”. De la muerte dirá que es “un retiro, una gárgola, la alfombra y turba necesaria...”5 Y es que para Batania su esencia ontológica, la realidad en la que se desenvuelve,  es la de una lucha continua con el muerto que llevamos a cuestas, dice, todos los días. “Lo que cuesta mantener a un muerto,...todos los días/ lo que cansa vestir,/ los zapatos del muerto,/ las camisas del muerto,/ la bufanda del muerto...”6 Para nuestro autor, muerte y raíz identitaria están tan unidas que comentará a través de sus versos: No olvidarás a tu muerto , no cejarás en tu/ fe: el viento es cruel con los árboles que/ no creen en sus raíces. El viento/ es cruel con los árboles que/ no creen en sus raíces. El/ viento es cruel con los/ árboles que no/ creen en sus/ raíces”7. Interesante metáfora que coloca al yo literario frente a sí mismo en un acto fiducial con lo que uno es (árbol ?) para evitar la adversidad del cotidiano (viento ?). Porque el poeta, aun aceptándose, está expuesto a cualquier adversidad y por eso advierte, en otro poema de este primer capítulo: Escucha poeta: Tu futuro es demasiado claro para ser cierto; el que ataca a los dioses/ no debe fracasar necesariamente”8. Probablemente sea esa piel sensible a los efectos exteriores lo que hace que el poeta sea alguien especial, un ser capaz de mirar donde nadie quiere mirar advirtiendo del lado oculto de las cosas. 

Pero Batania sabe quien es, así lo expresa en uno de sus poemas, de esta primera parte. Dice de sí, parafraseando a Jean Cocteau sobre Victor Hugo, que “es un loco que se cree Batania”.9 Un poeta no al uso, ese es Batania. Alguien que no quiere escribir entre líneas/ sino escribir las líneas solamente...No quiero escribir versos:/ lo que quiero es llenarlos de caballos. // No quiero sugerir/ sino morder con rabia,/ con la rabia insaciada del que sufre/...”10Así es el poeta que tiene que ocultarse ante los otros, expresándose con poemas de los que ni él mismo sabe qué son: Qué es un poema. Qué/ puede ser un poema. Solo sé/ que se hace, este se hace// Se escribe// Desde el suelo”11. Mas adelante dirá: La poesía// Poesía o nada/(hace un tiempo expléndido para otra Bastilla)/Poesía o nadie/ (estamos en vísperas de las manzanas)// Poesía o cero”12.


Además se sabe ubicado, situado en un lugar, donde, dice, “nos vamos a seguir mis fracasos los tuyos.// Ya estoy en Madrid.// Estamos”13. Esta ahí después de abandonar su patria y su parentela, un hecho que le hace sentirse solo, como expresa con la metáfora de la casa . Es con estos versos con los que arranca este primer capítulo: Entonces,/ una noche de nunca es tarde, / al ver a mi muerto muerto, a mi único muerto, / muerto,/ comencé a hacer la maleta/...”14  La ubicación no evita el miedo posiblemente lo disimule ante lo provisional, que no es obviarlo y ni siquiera evitar el vértigo: Qué miedo aquel/ que una noche llegó a su casa/ y la casa estaba sola,/ y la puerta cerrada, / y su padre muerto,/ y de pronto/ se quiso simple y perfecto/ como una piedra arrojada/ contra la policía”15.

Posiblemente habría que sacar conclusiones, las mías las tengo. Aquí he preferido sobrevolar por los poemas dejando aquellos versos que sirven para destacar, lo que considero,  nos trasmite el poeta . Seguro que surgirán miles de comentarios al poeta Neorrabioso, criticas de todo tipo, y de todo se concluirá que nuestro autor no deja indiferente. Merece la pena leerlo sabiendo que sus versos son una manera de vivir y de mirar la vida, la suya, extensible a otros atrevidos como él. Atreverse a atacar a los dioses empezando por los egos y  las aureolas poéticas es una forma de crecer en medio de esta sociedad que reclama otra manera de ser y de hacer. Gracias poeta.






1 Junio de 2014
2 2008-2013
3 Pag.9
4 Pag 22
5 La muerte. Pag.17
6 El muerto. Pag. 19
7 Raíces. Pag. 16
8 El cóndor de nosotros. Pag. 14
9 Un loco que se cree Batania. Pag. 28
10 idem Pag. 28
11 Desde el suelo. Pag.24
12 Poesía o cero. Pag. 27
13 Estoy/ Estamos. Pag. 13
14 La casa sola. Pag. 11

15 Idem. Pag. 12

miércoles, 9 de julio de 2014

De puertas adentro

Acabo de recibir los primeros ejemplares (10) de mi última publicación, el poemario "De puertas adentro", Premio de poesía Entreescritores 2014, editado por Mandala Ediciones (Madrid).
Para mí es un orgullo que, además, esté prologado por David Beneditte y su inusual manera de ver las cosas. Quizá hasta es posible que el prólogo sea mejor que el propio libro prologado... Esas cosas pasan.

Pronto, pasado el verano, haremos las presentaciones en Madrid, Mérida y Badajoz (para empezar), y en unos días estará disponible para su compra en La casa del Libro, FNAC, El corte Inglés y otras librerías nacionales y locales.

Solo dejo aquí uno de sus poemas, para abrir bocado...

No recuerdo la mirada primera,
el instante de luz y memoria
en que amanecí a la vida,
primitivamente incierto.

No recuerdo la bruma primera,
ese momento de iluminada presencia
en que mis ojos vieron el inicio
de una nueva vida aérea,
del peso insondable del cuerpo.


Ha transcurrido un tiempo extraño,
un largo espacio enfurecido,
y aún no recobro la emoción
de aquella luz primigenia que se aferra
a la memoria y los segundos,
como una barca varada en la orilla
de un río sin puentes;
como la nostalgia de aquel espacio
de aguas y latidos en que habitaba
ciego y claustrofóbico.



martes, 8 de julio de 2014

"La poesía ha vuelto y yo no tengo la culpa".

                   Este verano he recibido el nuevo libro de  Alberto Basterrechea, Batania o Neorrabioso ( su tercer nombre): "La poesía ha vuelto y yo no tengo la culpa" dedicado por él mismo. Un honor. Me vinieron a la mente aquellos días en los que él, igual que otros, participábamos en el ya extinto foro Libertad 8.  Y Batania siempre levantaba ampollas.






                         Batania en su blog comenta que "en este libro, aparte de los setenta y cinco poemas, aparecen treinta y seis pintadas seleccionadas entre un total de 433 que han decorado / lucido / manchado las paredes de Madrid desde mediados de 2008. La mayoría de ellas se encontraron en la zona de Vallecas, Portazgo, Nueva Numancia, Puente de Vallecas, Pacífico, Atocha, Príncipe Pío, Lavapiés, Malasaña, Noviciado y Argüelles. El aerosol con el que fueron efectuadas es el Pinty Plus, el mismo que se puede comprar por 2´20 euros en cualquier tienda de chinos madrileña. 
Todas las pintadas aparecieron en lugares públicos: se entiende que los bancos, las multinacionales y las grandes superficies son también lugares públicos, al menos en el contradiccionario neorrabioso. 
No se adjuntan las calles exactas porque la mayoría de ellas han sido borradas por las brigadas de limpieza, como se puede comprobar en una de las imágenes. La autoría de estas pintadas, que en la mayor parte de los casos están extraídas de versos de mis poemas, sigue sin aclararse.




                  Del blog de Batania se dice en Km77.com que en él "cuenta sus inicios en la poesía, en los que recibió diferentes críticas acerca de la agresividad de sus escritos, «demasiado violentos para ser entendidos en una democracia». «Escribes demasiado rabioso» le decían.

                  Habla Neorrabioso  de su padre, que ya murió; de las mujeres que ha querido: Iratxe, Natalia. De cuando su madre le quemó sus balones de fútbol para que se le quitasen los pájaros de la cabeza, sin darse cuenta de que los pájaros en la cabeza eran lo más verdadero que él poseía.


 Habla de literatura y escribe, por supuesto, sus poemas, de los que extrae los versos que pinta por las paredes, unos versos con los que quiere llegar a los vecinos del barrio (el carnicero, la modista), aquellas personas que no suelen comprar libros de poesía."




                   Conforme vaya leyendo esta Antología "de caballos" iré publicando, en este medio, los comentarios.



jueves, 26 de junio de 2014

El dueño del eclipse.





Agria exprime la tarde su zumo de luz verde,
da cristales, perfiles
de juncos y cuchillos.
prontuarios de arena y pechos de ceniza
donde se aloja el tiempo y se niega la sangre

(...)

Porque la tarde es esto: el ciervo y la serpiente,
la inocencia y el rastro reptil de lo caído:
la brújula y las horas, el aire fermentado
con el zumo amarillo de la luz de septiembre.

El dueño del eclipse
asombra por igual a rosas y a serpientes,
a distantes estatuas en su frío con otoño.

(...)



(Santos Dominguez. El dueño del eclipse. XXXII
Premio de Poesía Ciudad de Badajoz.
Algaida editores. 2014. pág. 33)

jueves, 19 de junio de 2014

Extracto de la presentación de Maribel Tena.


El poemario Un concierto de sonidos diminutos, se convierte entre las manos en un libreto para seguir una partitura en la que está escrita la vida misma....A ratos( el autor) parece compositor de la partitura; otras veces director de orquesta, de una música que ya existe y él ordena, o incluso en ocasiones espectador como nosotros, o, si me permitís la palabra: “escuchador” atento, dispuesto a la maravilla… simple espectador él también, porque a veces no le queda más remedio y asiste desde fuera al transcurrir caprichoso del tiempo, lo que él tan sabiamente ha nombrado como “la lentitud líquida de los minutos”

Como todos los días
Como todos los días, el mismo barullo
de caras anónimas, el tendero de la esquina,
papeles. todo igual, como cada mañana
obedeciendo al sistema, a esa realidad soportada
que no finge y sigue el curso de los instantes.

Como el agua, deslizas tus dedos
en las lindes de la carne.
Mágico temblor que despeja la oscuridad
al describir paisajes con el roce de la vida.

Como siempre, todo sigue su curso:
el desconcierto,
la traición,
el capricho,
las ilusiones,
la sorpresa;
el amor.

El concierto sin embargo no es de una música atronadora. El título, esos sonidos diminutos, nos van a dar la clave para asomarnos a los poemas: LA CLAVE ES EL SILENCIO CÓMPLICE, porque en medio de ese silencio es donde anidan los secretos, sus momentos de salvación y esos resquicios de luz que encuentra el poeta en la vorágine de los relojes y los calendarios...Una BÚSQUEDA CONSTANTE DE LEVEDAD. Es un poemario muy terrestre, muy aterrizado, anclado a lo cotidiano a veces incluso de manera dolorosa, hundiendo sus raíces en el fango de cada jornada...

Nos invita también A SU CASA, al quehacer poético como un hogar.
Un concierto de sonidos diminutos es también EL RETRATO DE UNA SALVACIÓN, del hallazgo de destellos en medio de una oscura monotonía. El poemario se toca también, el papel se torna en materia viva, esconde pulsiones y en muchas de estas páginas tiembla el placer...
UN EJE QUE ATRAVIESA EL LIBRO, e intuyo que la vida del propio poeta, es EL AMOR, COMO PARTE DE ESA SALVACIÓN. El amor vivido como un milagro...



En el libro, diseccionado en cuatro partes –como si así se pudiese apresar el tiempo- no es casual que EL MEDIODÍA SEA LA PARTE QUE SE PERCIBE MÁS EXTENSA, DILATADA...
En EL CENTRO EXACTO. Ese lugar donde se descubre el hilo que cose las páginas unas a otras, como cosen las palabras la realidad. Pensé: será como el mediodía, el momento central en el que el sol está más alto y más calienta. Cuál fue mi sorpresa al descubrir que en esas páginas, 36 y 37, están dos de mis poemas favoritos. Y paradójicamente, uno habla no del sol, sino de la lluvia. “Llueve”:

La memoria no da para más
cuando veo deslizarse
el gris del temporal
por la imagen de tus cosas.
un desorden con música de fondo.

Llueve.

En medio de esta isla cotidiana
qué sonido me haría reaccionar.

Sigue lloviendo.

Espero que dé la una
para poner el corazón
y la mesa.
tú vuelves, ignoras los detalles.
te beso y afirmo que te adoro.

Cesa de llover.


Para finalizar, ... un poema que me parece una promesa de futuro, y que reflejar una cita de tu libro que dice que “la semilla que se planta en un poema / germina en el siguiente”. Qué mejor manera de terminar la presentación (que con este poema…) Tal vez:

Tal vez la noche disimula
el aire de los rostros
y cose las palabras a los ruidos,
con ese tono de humedad
a punto del abandono.

Tal vez habrá que esperar
uno, tres días,
a que el aire se vuelva sonido
y no dañe el espíritu;
y el agua brote
de los labios de un libro.



(Extracto de la presentación de Un concierto de sonidos diminutos en LA JABONERA, Villanueva de la Serena por Maribel Tena. Profesora de literatura en el IES de Orellana la Vieja)

viernes, 13 de junio de 2014

Mamen Alegre. Una poesía que acaricia, que atrapa.



Comenzamos la reunión con una comida fraterna el restaurante árabe, La Medina
La risas y bromas fueron protagonistas del buen talante de los tertulianos. El menú del restaurante fue un descubrimiento para algunos. De entrada fue una sopa Harira, con la que los creyentes islámicos rompen el ayuno del Ramadán. Después, cada uno eligió un plato de pollo, ternera o cabrito, acompañado de couscous, verduras o cebolla caramelizada. Todo estaba riquísimo. 


Y el ambiente de cordialidad crecía con ese buen tono que a los contertulios de Página 72 les caracteriza. Estábamos la mayoría de los tertulianos: Trini, Mila, Patro, Mamen, Gema, Juan Antonio, Sito, Miguel Angel, Manuel Salitre, Manuel Romero, Fernando Sayago. Faltaron, por problemas y asuntos personales, y los echamos de menos : Pilar, María, Antonio, Jose Manuel, Plácido, Juan Miguel.... Sentimos también la ausencia de: Carmen, Jose Enrique, Dani, Fran...





Al final de la comida se regalaron unos libros de los premios de novela y poesía Ciudad de Badajoz del año pasado, gentileza del Departamento de publicaciones de la Concejalía de Cultura. El dueño del eclipse de Santos Domínguez Ramos y El mapa de las viudas de Daniel Dimeco.

Después de la comida nos fuimos a tomar un café y de allí al Ateneo donde seguimos con la Tertulia. Aquí, se unieron Pilar, María, Jose Manuel y Fátima y Plácido.

La tertulia se inició con el Cajón de sastre: Alguien habló con pena de los “amaños” de los jurados en algunos premios de poesía. Otros comentaron la situación actual de las becas a la creación del Gobierno de Extremadura. Parece ser que es importante tener “padrinos” en algunos lugares oficialistas.

Después de estos “dimes y diretes” se pasó a evaluar el curso que, este día, terminaba. A este respecto, la mayoría coincidía que las propuestas del año anterior se había cumplido casi todas, como el ceñirse a las dos horas de tertulia con el intento de ser puntual al comienzo; así, como el hacer intervenciones cortas, a la hora de los comentarios. Faltaba llevar a cabo la renovación de la Cja literaria.

Se resaltó la sinceridad y honestidad del grupo, Los nuevos integrantes, Patrocinio, Fernando y Ernesto dijeron haberse sentido muy bien acogidos, además del aprendizaje Esto compensa el viaje desde Zafra. El trabajo que se desarolla en la Tertulia Página 72 ha hecho que estos descubrieran nuevas cuestiones en el género complejo de la poética. Ernesto, lejos de España y allá por las cercanías de Londres, cada primer viernes recuerda a los tertulianos a los que mandó saludos.

En su mayoría se resaltó el valor de la sinceridad y respeto en las apreciaciones y comentarios a los trabajos. En realidad, esto es una nota distintiva del grupo; y además, se indicó el sentimiento de apoyo en las diferentes circunstancias que algunos tertulianos habían sufrido.,algunas veces complicadas. No dejamos de ver las cosas positivas y buenas.
Resumiendo se concretaron las siguientes acciones a tener en cuenta el año próximo:
  1. Tener leído los libros regalados en la comida, para comentarlos en la primera tertulia de octubre del próximo curso 2014-2015.
  2. Preparar monografías por los tertulianos a lo largo del curso y con un tiempo concreto de media hora. Sirva esto como estudio compartido. Importante recordar a los clásicos
  3. Seguir e insistir en la brevedad de las intervenciones;
  4. Mimar al grupo manteniendo esta especial relación de cordialidad ya establecida;
  5. Discutir las creaciones que los tertulianos presenten. Alternando esto, con la visita de autores consagrados, uno por trimestre. 


Terminado este tramo de la tertulia, iniciamos con la presentación del poemario de Mamen Alegre



 En la portada del trabajo que nuestra autora presentaba para discutir, y en cursiva, una anotación: La importancia del título y más abajo anotaba, TRES. Ante esta denominación tan particular Mamen comentó que este título TRES responde a los tres silencios que conforman este poemario. Mas tarde, después de su lectura comprobamos que era así:

Primer silencio

(...)
Convivir con un cielo fugaz
con jirones de nubes
de rayos solares ( -)
en el dorso de las manos
(…)

El silencio número dos

rescató ángeles
de los escombros
inventó historias
que eran para nosotros
(…)


El último silencio(tres)

es la sensación
de estar cerca
de frotar su nombre
de arrebatarle el frío.

Mamen Alegre siguió diciendo que en estos tres silencios está la unión de todo. De por sí estos tres poemas plantea un bloque homogéneo. A continuación de su comentario me permito un breve análisis de estos versos que disfrutamos esta tarde. Digo que en en esos tres silencios hay patente un escamoteo del yo poético; e incluso, el emisor lírico remite a un receptor que rescata o inventa historias y que incluso llega a arrebatar el frío. Esta desaparición del yo que remite siempre, en este caso, a la autora , se atisba una poética del silencio. A la vista de este trabajo se recomendó leer uno de los capítulos de la obra de Ramón Pérez Parejo1 sobre esta poética del silencio.

Respecto a la generalidad del contenido Mamen expresó que hay algunos poemas más pulidos que otros. “He intentado-comenta- poner en estas hojas aquellos poemas que me emocionan.”

Después de esta explicación comenzó a leer. Nos pusimos de acuerdo en hacer una lectura pautada, de diez en diez las páginas, de esto que nos presentaba. Por razones más que justificadas Mamen no envío previamente el trabajo haciendo imposible, como es habitual, la lectura reposada en casa por parte de los tertulianos. En definitiva, esta dinámica sirvió para reflexionar con la autora sobre algunos de sus poemas haciendo hincapié en las podas que estos tendrían que sufrir.

En las primeras páginas se resaltó como ha aumentado en profundidad la poética de Mamen Alegre. Para algunos tiene un sesgo espiritual; otros decían que es críptica2 y conceptual. Sin embargo, en lo que todos estábamos de acuerdo es que la lírica de nuestra tertuliana había ganado en ritmo interior. Una muestra de todo ello son estos versos de algunos poemas de esas primeras páginas, como es Ocurrirá y He de pedirlo tres veces:

Ocurrirá
que el lento fluir
de las palabras

romperá su encierro
por rebosamiento




He de pedirlo tres veces

Sobre la sal

marcaré un rumbo blanco


Uno de los poemas, titulado No conozco, llamó la atención y su autora nos desveló el trasfondo social del mismo, como es el hecho de la emigración de los jóvenes. En este las paradojas literarias se suceden marcando unas metáforas esenciales y bellas, como es el caso de primaveras de hielo o silencio para gritar que aparecen en la primera y última estrofa.


 No conozco
primaveras de hielo
ni un frío que ahogue
como este.

La avalancha de palabras
se dirige hacia el océano
ellos se van

los trenes van vacíos.

El asfalto araña los pies
descalzos
de los que se quedan

cada día más quietos

la longitud de sus voces
acabará siendo una soga.

Necesito silencio para gritar
y un valor que no encuentro
en mis recuerdos.

En estas primeras páginas, según algunos tertulianos, Mamen nos introduce en un crecendo lírico muy interesante. Diferente fueron los diez siguientes poemas. En estos vuelve a un trabajo que ya conocíamos. A pesar de todo, sorprendió e incluso a algunos les emocionó. Aquí presentamos uno de los poemas que se destacaron:
Y vienes
y me traes hojas
pájaros ciegos
que en tus manos
como en nidos se ocultan

y arena limpia
como si hubiera ensayado
vientos en tus ojos

(…)

-En realidad, todos hemos visto en el poemario presentado un trabajo sereno, repleto de metáforas emocionantes. La de Mamen Alegre es una poesía que acaricia, que atrapa. Un ejemplo de ello estos versos del poema Huir

Veo hojas en el aire de la casa
hablo de las palabras quemadas
de la fuerza que ejerce el viento
sobre las llamas
mitad valor la otra mitad miedo
(...)


La lírica de nuestra autora esta llena de contraluces, es positiva, esperanzadora y empuja al silencio. Precisamente por esto hay que releerla. 






1Metapoesía y ficción:_ Claves de una renovación poética. Visor libros. Pág 287ss
2Cerrado, enigmático, difícil de entender.

lunes, 9 de junio de 2014

El legado de la tormenta (I y II)

I

Vuelvo al principio púrpura,
recupero el sentido de las horas.
No tirito por canciones con nombre
ni censuro mis letras,
hoy regreso al inicio de la vida.


II

Estoy ebria de música,
de la indemnidad que se ofrece a mí.
Navego entre el asombro y la cordura.
Mi aliento ya es bahía
de resacas antiguas
que ni se acuerda de echar hacia fuera.
Soy tierra vuelta cabo,
me sumerjo en las aguas
donde desemboca la luz intrépida
de todo entendimiento.
---
Besos a todos, queridos amigos y compañeros.