domingo, 23 de abril de 2017

Cuando la ocasión te brinda lo mejor.



            La semana pasada los tertulianos de Página 72 aplazamos la tertulia con Cecilio J. Trigo para evitar el desastre del puente de la Semana Santa. Dijimos de tener la reunión el día 22. Cecilio J. Trigo quedó pendiente para el sábado 22 por la mañana. Sin embargo, un imponderable familiar de nuestro autor ha hecho que no pueda venir y que el tema de la reunión basculara en otro sentido. A la vista de todo, se consideró oportuno adelantar la discusión del poemario de José Manuel Vivas. Este iba a cerrar el año de tertulias. Nadie iba a pensar que, por estas cosas del azar la reunión volviera a dar otro giro, maravilloso giro, con la presencia de la poeta cacereña Carmen Crespo.

            Eventualmente Carmen había venido a Badajoz a presentar su libro Teselas, ganador del XIII premio Cesar Simón de la Universidad de Valencia. Jose Manuel, aprovechando su venida, la invitó a nuestra tertulia y en “bendita hora” que lo hizo porque esto nos ha permitido conocer a esta magnífica poeta, afincada en Madrid.

            Nos comentó que el detonante de este poemario fue un libro de fotografías de un autor inglés sobre la Odisea de Homero. Lo plateó como un viaje.

            Habló de ciertas cuestiones importantes que, en principio parecen pertenecer a la estética del continente pero que en realidad son parte del contenido. Lo explico: Que los poemas aparezcan en recto, al final de la página y toda ella esté en blanco, viene a ser visualmente como la línea de horizonte-explicó- del mar. Por otro lado, los poemas no tienen signos de puntuación. Estos han sido substituidos por espacios blancos donde poder descansar al leer. Es como un ir en entre islas diminutas por un mar interior.

            Se interrumpió el discurso cuando una tertuliana le comentó que esto es similar a la poesía del silencio de Ada Salas. Nuestra autora confirmó este sentido del silencio del poema corto y entre espacios. Pretendía dar con esa clave del ritmo del poema clásico, en pies yámbicos.

            El pie es la unidad métrica más pequeña de la poesía grecolatina. es un hexámetro dactílico, uno de seis pies yámbicos, un senario yámbico. El yambo (en griego: ἴαμβος, íambos) es un pie de métrica constituido por una sílaba breve y una sílaba no acentuada seguido de otra acentuada. Se considera que el pie yámbico es el más semejante a la cadencia natural del habla.

            En ciertos lugares del poema aparecen palabras en cursivas que están intencionadamente colocadas así. Un tertuliano comentó que venían a ser como teselas dentro de las teselas.

            Por otra parte, Carmen comentó que aunque parezca extraño algunos poemas finalizan con una palabra suelta, como si quisiera seguir más adelante. De hecho, dijo que los poemas se enlazan unos con otros. En realidad el poema no está cerrado porque-comenta- uno no sabe de dónde viene el poema ni a dónde va. 

            Uno escribe como entiende la vida.

            Carmen leyó algunos poemas de estos reproduzco varios. Importante: el poema están al final de la página.



ven ven     y recuesta sobre estos perfiles la espesa desnudez que
yace como un    asombro     bajo la palabra bajo la calima o el
rumor de la boca    qué      son las palabras sino     cauces
minúsculos recodos abiertos a lo blanco a laderas donde la luz aún
sosiega      ven ven     y haz que vuele la voz que hile ondas allá
donde el canto es solo nido sólo     madejas    en la palabra cuerpo
(pág 34)






de su tacto el refugio la cascara caliente o las paredes como vendas
ajustándose al cuerpo que       asciende     que   asciende     hacia la
bóveda      donde los caballos borran sus pezuñas con la carne  de
las corolas o de los tréboles       donde       rueda  anclas        donde
relojes       des corazonados           brillan al sol y padre te ofrece el
humo  que exhala su mano abierta pero tú      ya no     tú      ya no
(pág. 46)






El cuerpo sin sus junturas    confín           por donde se extiende como
un eclipse el resto del camino pero solo    mis manos    para
agarrar el perfil huidizo de sus crines      sólo         mis manos para ver
(pág. 54)

            Una vez que nuestra autora leyó una veintena de poemas siguió hablando de su obra. De ésta dijo que es el trabajo de año y medio. Cuando terminó este poemario no sabía cómo titularlo. Fue a una amiga, mientras hablaban de esta obra, a la que se le ocurrió el título de Teselas. Es cierto que los poemas, en recto y al final de la página, cortos y con un ritmo de lectura de espacios-remedando la musicalidad clásica-, venían a ser como piezas en un gran mosaico, teselas.

            La obra de Carmen es un canto único, un poema compuesto de muchos poemas con una visualidad capaz de arrancar la emoción y el silencio. En ella, en Teselas, el continente y el contenido se funden haciendo que este libro sea especialmente distinto.

            Carmen Crespo tiene otras obras que merecen atención y de las que habló un poco. Así, Todo ardió luminoso, editado por Amargord. El titulo está inspirado en un poema del cineasta Andrei Tarkovsky, en la película de ficción Stalker. Los versos son de la metáfora del camino:
No se desvanecieron,
ni el mal ni el bien, en vano.
Todo ardió luminoso,
Pero no suficiente.
Otras obras de nuestra autora son:
-Tal vez huésped, obra ganadora del premio de poesía Bal Hotel publicado por la editorial Devenir.


-Márgenes que no, I Premio de poesía Versos al Aire de la Fundación Centro de Poesía José Hierro, 2015


De música y otras pieles, ediado por Polibea


Es colaboradora y miembro del consejo de redacción de la revista digital conversos.


            Le damos las gracias a Carmen por compartir con nosotros sus versos y sus silencios. 


miércoles, 5 de abril de 2017

Mordistritus ( Cecilio J. Trigo) en Página 72


               

                      Este viernes 7 de abril de 2016 nos visitará  Cecilio J.Trigo (Mérida). Este escritor, como parte de un equipo de jóvenes escritores, nos hablará de Mordistritus que no puede decirse sea una revista de creación literaria al uso sino unos libros donde la creación joven es la protagonista.  Y estos libros/revistas lo son más por su alternancia a otras formas de ars poética.

                           Mordiustritus participó en una de las ediciones de EDITA Huelva.














Por otra parte, a Cecilio se le puede seguir, como escritor, a través de  una serie de artículos publicados en  COPElaCapital en la sección de cultura. Este escritor ha participado en la entrega número 8 de la original colección, ideada por Antonio Gómez, 3x3. En esta obra los poemas de Trigo pueden describirse en la familia del haiku. 
                 




martes, 21 de marzo de 2017

Ni un verso


Hoy no he hecho ni un verso. Sin embargo, he estado en la puerta del cole, confeccionando buenos días colgado de Rodrigo en su primer día después de su convalecencia. Y en el trajinar de la casa, escribiendo silencios...uno, dos,tres...
Hoy no he tenido más poemas que el vacío de los bolsillos pero no del alma que cada vez más rehuye la alharaca. Y el aplauso fácil.
Hoy,como ayer, quiero no ser esta suerte de humano que no sabe mirar el dolor de los que realmente sufren en los campos de refugiados. Y reniego de los versos fáciles, de la lírica al uso, de las bocinas que anuncian la política modorra de siempre.
Hoy, hubiera hecho un poema pero he preferido acompañar a mis amigos a la puerta del quirófano mientras intervenían a su hija aquejada de cáncer.
Hoy, hoy, no ha sido más que un día intenso donde he aprendido a crecer desde lo innombrable. Hoy.

viernes, 3 de marzo de 2017

La memoria encendida...presentación.




Esta tarde, viernes día 3 de marzo Eladio Méndez ha presentado su obra La memoria encendida editada por Amargord, el año pasado.
El texto de la presentación íntegro es como sigue:

            Gracias Eladio por permitirme presentar tu obra.

       A. Del autor y especialmente para los que no lo conocéis.-

            No vale la pena decir la edad que tiene porque pasado los cincuenta uno se encuentra en el ecuador de los beneficios de la experiencia (1957). Es obvio que reside en Mérida, al menos así lo conocemos todos. Importante decir que en su haber de activista literario está el haberse incorporado desde los años 80 a los colectivos y grupos culturales de la ciudad en la que vive: Babel, Ecos de papel, Poetas por la Paz, Asociación Cultural Gallos Quiebran Albores. De esta última es miembro fundador. A Eladio se le conoce como un poeta reivindicativo y asiduo por tanto a los encuentros de Voces del Extremo que organiza la Fundación Zenobia/ Juan Ramón Jiménez, en Moguer.

            Merece tener en cuenta su obras poéticas: “Arrullos” Caja Rural de Extremadura. 2008; (“3X3” Colección de poesía” de la Editora Regional de Extremadura. 2012; “La memoria encendida” editorial AMARGORD. 2016. 

            Se le puede leer en su participación en el libro Perro sin dueño II Concurso Internacional de Haiku; y en otras Antologías.

            La mayor parte de su obra es poética e inédita. Poemas para María, Corazón Convulso o Acroscopos son algunos de los proyectos finalizados que están esperando ver la luz.

            En 2011 obtuvo un Accésit en la X Edición del Premio de Poesía Experimental de la Diputación de Badajoz, con la obra titulada Mata Sellos.

            B. De la obra.-
            El poemario tiene tres partes separadas por unas citas literarias. Estas vienen a ser, más que como capítulos, como una ventana a través de la cual poder asomarse y ver la intencionalidad del autor.  Con ellas, como arranque, da la impresión que el autor ha querido darnos un mensaje entre líneas.

1.     La primera cita, de Antonio Orihuela, poeta de la conciencia, se dice. La poesía es un incendio/ no escribas, / arde en ella.

            Aquí, el poeta ha vertido trece poemas. Trece gestos que arden nombrando. Sí, arde el poema con la voz solidaria; con una patria ancha como la primavera (15); arde con la esperanza de los desamparados, arde al gritar nuestros propios nombres en la denuncia (16).  Así dice el yo literario. GRITO tu nombre donde la inocencia quedó destruida/…en el preciso instante…/ al cuchillo que violenta tu carne…

            SÍ, ARDEN LOS NOMBRES propios para cerrar heridas, para dibujar el alba, para masticar el amargo dolor, para compartir, para guardar abrazos, para arrancar miserias…Y así, en este arder, el poeta denuncia situaciones terribles como las  provocadas por aquellos que han querido borrar la memoria de los muertos en las cunetas… Una denuncia que recupera los nombres de los desaparecidos por una guerra cruel y fratricida. En estos nombres, dice el poeta, están todos los nombres, todas las identidades y en nosotros la prolongación de vuestra lucha (19). Volverá el poeta a insistir en esta denuncia con unos veros donde dirigiéndose a un interlocutor plural dirá, “es inútil que tratéis de ocultar sus huesos (cubriéndolos de olvido), de negar su evidencia (tras la palabra miedo), de esconder la injuria (cubriéndola de ausencia)” (24ss).
            De no arder o de no tener el ardor suficiente el poeta dice que nunca seríamos los escultores de la historia… (20)

            Este es el tono de esta primera parte donde arder es sinónimo de denunciar. Versos que no restan lirismo a la parte terrible de la visión social de la realidad. Así, el último poema de esta primera parte, anotará -como una metáfora universal –aquello que resta, que permanece, de sueños rotos sobre una playa:

            Una madres sin leche, una escuela arrasada; un anciano con miedo; un niño sin sangre
            Tan solo quedó/un lacónico destello en su ausente mirada/y moscas habitando la frontera ilusa de un párpado desnudo.

2.     En la segunda cita, de Gabriel Celaya, poeta de la república y fundador de la colección Norte de poesía se dice: Maldigo la poesía de quien no toma partido/ hasta mancharse.
            Quince poemas donde no solo se sigue denunciando lo injusto sino que se toma partido por el trabajador (proletario) (35 y 39), por lo sencillo pero digno apuntado en expresiones felices donde el yo literario dice: comprendí /que un pantalón remendado/y una camisa zurcida y limpia,/era el uniforme/que más me honraba. (37).

            Se toma partido porque un referente mayor lo tomó y a este se refiere el poeta con los verbos en presente, actualizando acciones pasadas:
            Mi padre es,…de esos niños que jugaban a ganarse la vida…aprendía solfeo empapado en sudor…jugaba a contar muertos…sus brazos son un cálido río… (36).

            Tomar partido como una forma de ser y de actuar que borra: las quimera de un dios omnipotente…el graznar de cuervos…la cruz de ceniza. En definitiva, tomar partido dejando a un lado rituales y formas aprendidas e impuestas /41). Tomar partido por los marginados: por sin papales, sin techo, a los que cita y convoca con el sello de Bukoswki, ese poeta del realismo sucio.

3.     En la tercera cita, de Nicanor Parra, el autor de la antipoesía, se dice: Mi poesía puede perfectamente no conducir a ninguna parte.

            Aquí hay treinta seis poemas. Cada uno de ellos está lleno de emociones, de sensaciones de lo cotidiano. Poemas que no pierden el pulso reivindicativo de las dos partes anteriores.

            Siguiendo la traza de la cita, los pomas son un tanto antipoemas donde lo lírico no aparece y si los deseos y las reivindicaciones ante lo injusto. Un puñado de versos con guiños a diestra y siniestra, más a la izquierda que a la derecha, con guiños a la Republica (64) y lo republicano con expresiones que llevan “un eco que LIBER (T) A” (80)

            Esta tercera parte comienza con unos versos que repasan los defectos de la ley, escogiendo una metáfora de lo cotidiano señalando el cómo escapar de las normas que producen molestias (53) para terminar con un poema sobre el campamento dignidad, símbolo de las reivindicaciones libertarias del 15 M (91). 

            Hay que resaltar de forma especial, que la mayoría de los poemas de esta última parte tienen un final ético- político que no deja indiferente. Quizás sea esto, lo antipoema que rompe con la lírica al uso, y que Eladio es capaz de traer al papel- sin animo panfletario- para que no perdamos la perspectiva de lo que sucede en este país, y como una prolongación de lo que, hace años, sucedió. “Haces poemas-dice- para que no olvidemos, / para que todos sepan de dónde se amamanta/ el dolor de (los) tus versos” (78).

            En estos poemas de la tercera parte, como una especie de volcán en erupción, saltan los versos con un yo omitido o en presente, dirigidos a un interlocutor/es ante el que quiere plasmar y poner de relieve el valor de las cosas (59), las reformas injustas de los gobiernos, la represión, (62), los desahucios, que no se pronuncia delante de quien lo sufre (66ss), o doliéndose de las mujeres violentadas y violadas, como un suceso inaceptable humanamente (79). Sí, la última parte tiene esa carga de versos antipoéticos con:

            - preguntas, casi un ruego, a un tú lírico y muerto con un dime cómo se ve desde ese lado de la luz la lucha por la dignidad (84).

         - anécdotas que reflejan el sentir popular sobre actitudes paradójicas de los que se dicen hombres de bien, servidores de la patria y religiosos y que ponen a su reguardo lo que otros dan como limosna “pillándose los dedos de una mano-dice el poeta-cerrando la puerta de su caja fuerte” (57), o degustando “con intensa avidez…los derechos del pueblo / y sise atragantan-dice con ironía-los hacen pasar con un buen trago de sudor asalariado…” (72).

            - un recuerdo a los diferentes: Lorca, el Che, Víctor Jara víctimas de la intolerancia (80).

            - un grito, siempre es un grito, dirigido a un “vosotros” que sabotea, cercena esperanzas y asesinan infancias (68).

            -un deseo inquietante y esperanzado (87).

            Este libro, La memoria encendida, es como una llamada de atención para no des-memoriarnos y mantener la llama de lo que se ha conseguido en este país de justicia y dignidad a costa del sufrimiento de muchos. Es, también, una llamada a la solidaridad y a trabajar juntos.  Sí, juntos, acentuando el plural del nosotros frente a un vosotros que duele.


            Gracias, Eladio, por este expresar- sin caer en lo panfletario-hasta los sentimientos más rabiosos en un libro como este. Gracias por venir y compartir con nosotros estos sesenta y cuatro poemas de La memoria encendida.


jueves, 23 de febrero de 2017

Encuentro en marzo con Eladio Méndez


                       En el mes de marzo, el día 3, nos visitará Eladio Mendez. Tertuliano cofundador de la Asociación Gallos Quiebran Albores y amigo de nuestra Tertulia Página 72. Este poeta insigne nació en Castuera en los finales de los años cincuenta. Vivió en ese pueblo que, durante la guerra civil, resistió el embate franquista y se mantuvo bajo el control republicano. Posiblemente ese aire de lucha influyera en la manera que ahora tiene de ser este poeta, un hombre reivindicativo, donde los haya, siempre dispuesto a defender los derechos humanos y la justicia social. 

                             Eladio es un poeta que escribe con el corazón sin perder de vista la utopía de un mundo mejor. En su última obra La memoria encendida  editada por Amargord, podremos observar unos versos magníficos que nos acercan a ese sentimiento de actuación en favor de los débiles, sin descanso.



                Eladio Mendez, tiene publicada otras obras como son: “Arrullos” editada por  Caja Rural de Extremadura 2008 y “3X3” Colección de poesía” de la Editora Regional de Extremadura 2012.


sábado, 4 de febrero de 2017

Tertulia con Julián Borao. Dias pares e impares.

                   En este mes de febrero tenemos la visita de Julián Borao, poeta bilbaino y director de las Noches Poéticas de Bilbao.

              Julián , presentó su último poemario Dias pares e impares, el viernes 3 en la Librería Universitas de Badajoz. Desde aquí nuestro agradecimiento a Jose María de Universitas por su  trato acogedor.

                  Este sábado 4 de febrero, Julián se reúne con los tertulianos de Página 72.

               Agradedemos a Julián la generosidad de su visita. Ocho horas de viaje en este mes, con casi ciclogénesis en las carreteras, es una aventura. Gracias por venir y compartir con los tertulianos de Página 72 tu experiencia como escritor y los versos de esta última criatura, Dias pares e impares, publicada por LUPI ( La Unica Puerta a la Izquierda).

                 Gracias amigo.










jueves, 26 de enero de 2017

Julián Borao en Badajoz. Días pares e impares.


El primer fin de semana de febrero tendremos el honor de recibir a Julián Borao y discutir su obra Días pares e impares. Editada por LUPI Merece la pena compartir poesía con este poeta bilbaino, director de Noches poéticas de Bilbao.