sábado, 5 de noviembre de 2011

La piedad del árbol

La piedad de un árbol bajo la luz
el temblor del ocaso sobre el horizonte
la incertidumbre del viento en tu pelo
un río bañado de sauces
el azul de la fruta que llevará el hombre en sus bolsillos
la humedad de la piedra empañada por tus lágrimas
y mi serio perfil de sendero para sólo caminar.
Hasta cuándo.

4 comentarios:

María Blázquez dijo...

Bello paseo Mila.

Besos.

Bracelli dijo...

Mila, tienes un subidón poético irrefrenable: Como siempre, un placer leerte. Gracias.

Mamen Alegre dijo...

Inmenso Mila. ¿Hasta cuando? Que te dure el subidón del que habla Bracelli, que lo compartas, que sigamos disfrutándolo.

Un beso.

Mila dijo...

¿De verdad que lo veis así, como un subidón? Puwes lo dicho, a ver si estallo de una vez. Besos, besos y besos.