jueves, 17 de marzo de 2011

“Silencios encontrados”



Hace un día el cartero me ha sorprendido con este envío de “Silencios encontrados”, una nueva entrega del proyecto POESIA EN LA DISTANCIA que tan magistralmente dirigen Pedro Javier Martín Pedrós y Lupe García Araya.
Pedro Javier tuvo la generosidad de pedirme la colaboración para este nuevo texto y tengo que decir que, además de ser un honor, ha sido algo divertido e interesante ya que se trataba de construir un poema con otro escritor en la distancia guardando ciertos ritmos de versificación libre.
Esta Antología, como las anteriores, se divide en dos partes: En la primera, aparecen los poemas que se han ido construyendo en la distancia; y en la segunda, se da cuenta de todos los escritores participantes incluyéndose tres poemas inéditos de cada uno de ellos.
En la primera parte de este libro, “Silencios encontrados”, he participado en varios poemas en común: el primero (pág.13) he continuado los primeros versos de Arantza Semprún , una profesora del IES Samaniego de Vitoria-Gasteiz perteneciente al grupo Poetas sin generación; el segundo poema (pág. 23), con los versos iniciales de mi autoría, he tenido la suerte de compartirlo con mi paisana Lupe García Araya iniciadora, junto con Pedro Javier, de este proyecto “Poesía en la distancia”.
Desde aquí vaya mis mejores deseos para estas dos mujeres con las que comparto la mesa de la palabra en la distancia, unos silencios contemplados en el eco de unos versos, en el vaivén de horizontes comunes que decontruye la distancia para construir una casa común: el poema compartido.
Gracias nuevamente a Pedro Javier Martín por hacerme participe de estos silencios poéticos, de estos sueño de poetas.

Retomo uno de los tres poemas inéditos con los que he colaborado en la segunda parte del poemario:

INSTANTES
Compró la tarde
y las prisas.

Quería descansar
en la corteza de sus brazos,
seguir la corriente de los labios
y grabar por los rincones
la magia
del deseo.


5 comentarios:

Miguel Angel dijo...

¿Dónde está el tiempo? Lo has comprado para ti, y lo esquivas, ten cuidado porque volverá enfadado, porque ahora eres tú quien marca el ritmo de los minutos con este poema, y seguro que se siente burlado.
Un abrazo Tino.

tino dijo...

Soy tan sólo un observador de la realidad circundante. Por otro lado, el yo poético está en tercera persona y lo que ocurre es es tan concreto que no hay burla sino contemplación ensimismada donde los sentidos toman protagonismo. No creo que la atemporalidad enfade al tiempo, lo mantiene en un paréntesis para poder hacer lo que sigue.
Gracias por pasar. Un abrazote.

Bracelli dijo...

Que queréis, florín o espada...

tino dijo...

Lo que tú prefieras pero que el dolor sea auténtico...Jjajaja. Gracias Jose por pasar dejando tu sentir. El día de la tertulia te tuvimos presente. Un abrazote. Tino

Miguel Angel dijo...

Es magnífica tu predisposición a colaborar con numerosos poetas.
Me encanta el espacio que colocas entre los dos primeros versos y los siguientes.
El inicio es muy sugerente, nos indica que el tiempo o las prisas no van en el paquete de la tarde, porque ya sabemos que el tiempo casi siempre se escapa.
Es descriptivo, con metáforas, y muy bien hilado.
Gracias por compartir, ya sabes que tu poesía me gusta mucho, además me alegro que te lleves bien con el tiempo.