jueves, 17 de marzo de 2011

Pensaba regalártelo

Pensaba regalártelo y no escuché,
en la red vimos fotos, desde un foro
leímos comentarios, a lo lejos
vídeos anunciaban maravillas entre
olas de arena blanca. Pensaba
regalártelo y no acerté.
Hoy estamos en la agencia, con pósters
y revistas del viaje, a la vuelta
desde el mando junto al sofá
pasaríamos nuestras vidas.
Más esta tarde cruzaremos
la puesta juntando las manos,
pensaba regalártelo y me
equivoqué porque si tú quieres
para siempre seremos presente.

6 comentarios:

tino dijo...

La idea que sugieres me parece preciosa pero cuidado con los tiempos verbales. Un abrazo.

Miguel Angel dijo...

Gracias. Un abrazo.

María Blázquez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María Blázquez dijo...

Me suena distinto de otros poemas tuyo, en sentido positivo.

Un abrazo.

Miguel Angel dijo...

Es cierto Maria, es un tono distinto, como me estoy iniciando me cuesta menos experimentar.
Gracias.

María Blázquez dijo...

¡Ánimo Miguel Ángel! Sigue dejándote fluir, es de lo que se trata esto de escribir. En realidad,todos somos aprendices.

Un abrazo compañero.