domingo, 13 de marzo de 2011

El regreso

¿Cómo saber donde estoy
sin viajar?
¿Cómo ser Ulises sin barco
ni mar?
Viajar, emoción por descubrir
al encuentro de otros,
algo nuevo está por llegar.
El paisaje de encinas
empapa mi alma,
la dehesa es mi Ítaca.
Respiro hondo
Telémacos y Pénelope
están conmigo.

3 comentarios:

tino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
tino dijo...

Miguel Angel, si suprimes "mar" y "viajar", además de quitar el estorbo de las asonancias, aligeras los versos.
No lo cuentes todo, deja que el lector se empape de ese "paisaje" que tú apuntas. Me gustan las figuraciones y los parelelos pero, en mi opinión, tienes que trabajarlos más.
Gracias por este darme permiso para corregir, si es que yo soy quién para corregir nada. Sencillamente te sugiero.
Un abrazo amigo.

Miguel Angel dijo...

Es un lujo Tino, tengo mi propio tutor que me va mostrando como aprender.
Muchas gracias. Un abrazo.
Me comprometo a aplicarme.