martes, 11 de enero de 2011

No todo está en las palabras...

Un regalo para la vista y el oído. Degustar lenta y tranquilamente hasta el final.

5 comentarios:

tino dijo...

Precioso. Gracias Jose por deleitarnos con estas expresiones artísticas donde el poema es música y gestos...Un abrazo

María dijo...

Relajante y evocador, abono para la inspiración.
Gracias, un abrazo.

Milagrosa dijo...

Es muy sugerente, la paloma articulada, ese universo que se asemeja a los móviles de cartón que recortábamos de pequeños, son conceptos para mí de gran expresividad emocional, más allá de lo plástico me permiten participar de una visión en la que lo imperfecto cobra protagonismo, hablo de una imperfección que me define humana y mucho más interesante. Me ha encantado. Gracias, José Manuel por compartirlo.

Miguel Angel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miguel Angel dijo...

Muy trabajado y conseguido.
Hay varios símbolos sugerentes y profundos, de difícil interpretación.
Uno es como todos los elementos, hasta el sol, penden de un carrusel, excepto la paloma.
El faro parece salvarse del carrusel o manualidad (como dice mi niña de 5 años), pero pasa de tres dimensiones a dos.
Otro es la insistencia por los árboles.
Y un final abierto.
El blanco y negro junto con la música te deja un regusto a melancolía con esperanza.
Enhorabuena.