domingo, 10 de julio de 2011

El destino

No fue Hermes por lanzar lejos
los testículos de su padre Urano,
ni fue el viento por dispersar
el semen en la espuma del mar,
sino Afrodita en su espera
la que le hizo germinar.

8 comentarios:

tino dijo...

Las asonancias de dispersar, mar y germinar, aunque a ti te gusten hacen feos los versos...Está bien este aforismo con personajes mitlógicos pero quita las asonancias, hombre de dios...jajjaja. Busca el ritmo en los versos. Ah! estoy relajado. Un abrazote.

María Blázquez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María Blázquez dijo...

Lo cierto es que, efectivamente Miguel Ángel, no fue Hermes quien le cortó los testículos a Urano y los lanzó al mar, sino su hijo Saturno... Je,je...

Un abrazo.

Miguel Angel dijo...

Gracias Maria por tus comentarios.
Parece ser que fue cromos y no Saturno. Aunque ya me dijo tu padre que desde que erais chicos en vez de cuentos os relataba los mitos. Ojalá muchos padres hubieran hecho lo mismo. Eso que llevas en tu interior.
Un abrazo.

Miguel Angel dijo...

Hola Tino. Un beso muy fuerte por tu seguimiento.
Como veis, por mi actividad en el blog, estoy de vacaciones, pero se me acaban hoy hasta septiembre.
!Ay asonancias!, por qué naciste para merodear por entre nuestros versos,
Algún día escribiré un poema sobre las asonancias, pero cómo si ya hay uno que lo alude de nuestra magnifica Irene:

DECLARACION DE AMOR

No creo ser, amor, lo que andas buscando
para tu día a día
ni los días que quedan por venir.

Porvenir no hay conmigo.

Sólo sé hacer poemas,
llenarte los armarios de quimeras, de hipérboles,
alimentarte el alma de aliteraciones,
poner todo perdido de rimas asonantes
y transformar tu vida con multitud de hipérbatos.

Sólo sé hacer poemas,
vestirme de metáforas, de verso libre y blanco,
recogerme el cabello con dorados epítetos,
Besar tus labios tiernos cerrando vocales
y encabalgarme en ti abrupta
o suavemente.

No sé si soy, amor, lo que andas buscando.

Por cierto, seguro que si nos esforzamos podremos
encontrar alguna asonancia en este poema.

Un abrazo.

María Blázquez dijo...

Bueno Miguel Ángel... Es que Cronos y Saturno son el mismo: el primero con el nombre griego y el segundo con el nombre romano.

Siento que se acaben tus vacaciones, pero lo bueno es que sabes que te esperan esos días ansiados en septiembre.

Un abrazo.

Miguel Angel dijo...

Tú sí que sabes de mitología Maria, un día tendremos que hablar algo de esto en la tertulia, seguro que Tino nos puede aportar puntos de vistas muy interesantes.
Ya sabes, cromos, porque a partir de que Urano se despega de Gea, empiezan a desarrollarse y moverse sus hijos, y se inicia el tiempo.
Un abrazo.

María Blázquez dijo...

Sí, es bellísimo cómo la mitología explica todos los fenómenos, desde los más grandiosos hasta los más insignificantes que pueden pasarnos desapercibidos... La mitología es preciosa, si la pruebas te engancha, je,je...

Un abrazote.