miércoles, 2 de febrero de 2011

Te vas yendo


Algunas cosas se van dejando atrás para olvidar, para seguir viviendo; otras, como este blog, la descubierta amistad y nuestra bella tertulia, se van haciendo un hueco en nuestra alma porque queremos vivir con ellas.


TE VAS YENDO


Y te vas yendo,

como la sombra de las estatuas

cuando las envuelve la oscuridad.


Tu voz se aleja,

tu respiración dormida

se hace viajera, ajena ya a mí.


Aquí queda todo, tanto...

Notas vibrantes que se abren camino

y sonrisas que voy dibujando.


Tú te vas diluyendo grande pequeño,

tras la luz que se filtra coqueta;

mis manos, curiosas, la atrapan jugando.


Estoy sanando en adagio,

duele aunque cura, muy despacio...

Ya te voy dejando atrás.

---

Un abrazo para todos.



3 comentarios:

Miguel Angel dijo...

Precioso

tino dijo...

Me gustó el contenido, es sugerente y lírico y si las asonancias de "tanto", "dibujando" y "jugando" desaparecieran sería más contunden el poema. Gracias María por compartir. Un abrazote. Tino

María dijo...

-Muchas gracias Miguel Ángel.

-Tino, a ver qué te parece de esta manera:

Aquí queda todo, demasiado...

Notas vibrantes que se abren camino

y sonrisas que ya he dibujado.


Tú te vas diluyendo grande pequeño,

tras la luz que se filtra coqueta;

mis manos, curiosas, la atrapan mientras juegan.

Un abrazo.