miércoles, 2 de febrero de 2011

Aforismos

Uno de los aforismo del libro "Relumbre de espejuelos" llama la atención por su siceridad y por ser corto, contrastando con los otros más largos.




"El que avisa no es traidor, desde luego. Se trata,más bien,de un estúpido que piensa va sobrado, de un perdonavidas inconsciente, de un bocaza o de un tonto erremisible."(nº 68, pag.209)

1 comentario:

María dijo...

Se suele dar por sentado que un refrán o dicho extendido (la famosa sabiduría popular)son algo incuestionable. Yo creo que en este caso el autor trata la frase desde un punto de vista valiente y dice lo que muchos piensan pero no se atreven a decir. No digo que en ocasiones la frase pueda llevar razón, pero en otros casos sí es cierto que esconde todo lo que el Manuel Pecellín describe.