sábado, 27 de octubre de 2012

A DESTIEMPO

Con el paso ligero avanzo entre las gentes.
Vamos hacia el mismo lugar:
"El banquete del hambre".
La mesa está servida. La fiesta comenzó.
Y llego tarde.
Me van dejando atrás,
y llego tarde.
No es mi destino otro.

Ocupan cada uno sus asientos.
No falta nadie. Nadie me extraña.
Todos cantan, celebran y levantan sus copas.

Llegué tarde a la cita.

Hay restos de manjares esparcidos,
y el vino se derrama sobre un mantel bordado.

Alguien entra y me indica la salida.

Y regreso en silencio por calles solitarias.

5 comentarios:

tino dijo...

Mi querida poeta...estos trazos de tus versos le dan un tono especial a este blog.
Este. como los otros, son de una calidad inmejorable. Emocionan, me emocionan.
Gracias por compartirlos.
Un abrazote.
Tino

Trinidad Ródenas Alcón dijo...

Gracias a ti, Tino, por ver más allá de las palabras.

María Blázquez dijo...

Me gusta mucho, Trini, y el anterior, también.

Un abrazo.

Trinidad Ródenas Alcón dijo...

Gracias, María, por el detalle. Besote

José Manuel Vivas dijo...

Trini, empiezas a mejorarte a ti misma, y eso, además de ser estupendo, es un alarde de crecimiento poético que dice mucho sobre el espíritu creativo que, afortunadamente, padeces. Un beso poeta...