miércoles, 10 de agosto de 2011

LOS BARRUECOS







Pero el tiempo se rompe
desarmado por caricias,
terreno mágico, noche madura,
cúpula que la charca serena.

Dejas caer tu vestido
mientras por tus tobillos
brillan ojos de luna
que juegan y ríen.

Espejo negro que
mece la luz,
miedo y atrevimiento de
cuerpos en el agua.

Pero el tiempo no entiende:
por la ropa centellean
lunares blancos,
escurridizos brillos
en pechos de agua.

Agosto lanza estrellas,
corazones unidos,
besos diamante
que recordaremos algún día.








6 comentarios:

tino dijo...

Me ha gustado mucho, mucho. Una sugerencia, en mi modesto ver, la segunda y tercera estrofa se pueden convertir en una sola haciendo estrofas de cuatro versos y trece sílabas...prueba a ver.
Hay unas imágenes que se repiten "cuerpos de agua" "pechos de agua". Me quedo con la primera.
estupendo. Un abrazote.

Miguel Angel dijo...

Gracias Tino, le daré unas vueltas.
Un abrazo.

Bracelli dijo...

Pues a mí no me ha gustado nada de nada... ¡¡que es broma!! ¿te has asustado?, es que las vacaciones tiene esas cosas que a uno se le sube el humor (y la mala leche).

Muy bien, Miguel, vas creciendo a pasos agigantados, eso sí, como dice tino, dale una vuelta y te quedará bordado. Enhorabuena, un abrazo.

Miguel Angel dijo...

Gracias bracelli. Que disfrutes de tus vacaciones.
Un abrazo.

María Blázquez dijo...

Totalmente de acuerdo con mis compañeros, me gusta más que otros, se ve la evolución, y, además, creo que vas perfilando tu propio estilo, pues antes de terminar de leerlo ya imaginaba que era un poema tuyo. Creo que se te dan bien las imágenes amorosas y que desprenden una erótica sutil.

Un abrazo.

Miguel Angel dijo...

Gracias Maria.
A pesar de vuestros comentarios, no me acabo de sentir a gusto con este tipo de poesía.
Un abrazo.