jueves, 30 de junio de 2011

Depresión literaria

Amigos y amigas de tertulia, estoy en crisis. Necesito saber que herramientas, libros o aventuras son necesarios para recuperar el ánimo de escribir, la percepción del poema, la sutil fragancia del papel en blanco o la abrumadora fragilidad del verso.
Llevo unos días que no me apetece nadar leer (y menos garabatear), todo me abruma, me parece innecesario, abrupto, descompuesto. Ni las siestas de esta feroz calima que nos acompaña, ni los paseos de luna en eclipse, ni las noches de insomnio han servido para nada. Estoy críticamente envenenado del sopor veraniego, del perfume lejano de una playa que, dicho sea de paso, tampoco me apetece visitar.
Queridos y queridas mías, una limosna de inspiración por favor, un verso emotivo, por caridad, la pócima incendiaria del espíritu poético, si no es mucho pedir... para este pobre escribidor codificado...

7 comentarios:

Miguel Angel dijo...

Hola Tino
Ya sabes que seguramente el blog también esté de vacaciones.
Te propongo que trabajemos juntos en lo siguiente.
Buscar bibliografia y documentación en universidades a distancia como la uned o la universidad abierta de cataluña, o cursos de verano, sobre como interpretar la poesía, y como escribir poesía,
Parece que las temperaturas van a bajar, a unos grados aceptables, pero como tú dices somos frágiles, aunque nos sintamos a veces seguros, simplemente hace falta unos grados más por encima de lo normal, para que nos tambaleemos, y no sepamos a donde ir.
Tino, eres un ratón de biblioteca, vamos a escabar en google o en donde queramos y seguro que vamos a descubrir nuevos espacios y sensaciones.
Recuerdo una novia que tuve cuando tenia 25 años , y estaba haciendo en aquella época un doctorado sobre el silencio en la poesía, de filología hispánica,
Era junio y nos íbamos tardes enteras a un lago natural que tiene un pueblo a 10 km de Cáceres, llamado Valdesalor, con unas grandes piedras peehistoricas, redondas, como si en los inicios hubiera la marea bailado con ellas por siempre.
La gente pescaba, nos bañábamos, y ella me comentaba lecturas y pensamientos, se salía del doctorado, y hablábamos de sensaciones, silencios y poesías. Fue breve pero bonito.
Un abrazo.

Miguel Angel dijo...

Hola bracelli
Creía que era una entrada de Tino, pero mi comentario seguro que también vale para ti.
Un abrazo.

tino dijo...

Creo que lo que se impone ante la crisis es el silencio, ese magnífico silencio que hace que todo se recomponga...Una cura de absoluta de silencio al contemplar el paisaje, al oler el aroma del campo, al ver la sonrisa de los que nos rodean, al oír las noticias más absurdas...silencio y eso sí buscar lugares tranquilos, dentro de lo posible, fuera del mundanal ruido...Y no preocuparse por escribir, la palabra es una mujer exigente y caprichosa mientras más insistas más te da la espalda...así que silencio dejando que todo caiga como el rocío...pero por si acaso no lo consigues siempre viene bien leer a los grandes. De todas formas existe un libro editado por PRE-TEXTO que se llama "Cómo hacer un poema. El testimonio de 32 poetas". es el libro más interesante que he leido al respecto de las crisis ante el "papel en blanco".
Un abrazo para los dos. Tino

María Blázquez dijo...

Olvídate de el papel y de la pluma, pero llévalos encima como quien no quiere la cosa, y, como quien no quiere la cosa, te suplicarán salir de tu bolsillo junto con las palabras, cuando menos te lo esperes.
No escribas, todo se quedará dentro y cuando lo hayas digerido saldrá.

Te recomiendo un libro con un poco de todo y que a mí me pareció distinto (igual lo has leído), es Firmín, de Sam Savage.

Un abrazo.

Miguel Angel dijo...

Podíamos hacer una pequeña biblioteca viajera, de tertulia en tertulia aportar un libro, y que cada uno coja el que le apetezca para leerlo, y devolverlo al mes siguiente. Y luego lo comentamos en el blog, porque en la tertulia no daría tiempo. Y de paso le damos vidilla al blog.

tino dijo...

Me parece interesante. Yo leí el libro de Jose Enrique Campillo, la semilla del fin del mundo y no sé quién es el que lo quiere leer...El libro lo dejó para la Tertulia. Quien lo quiera leer que me lo diga y se lo acerco...y una vez que lo hayamos leído lo comentamos de esta forma que dice Miguel Angel.
Un abrazo

Mamen Alegre dijo...

Hola chicos:

Repasaba entradas antiguas,se ha relentizado mucho mi ritmo de lecturas-escrituras con esto del calor y las vacaciones, y me parece interesante el hilo que habéis creado.

Mi aportación es incitaros a la lectura, aunque tal vez ya lo conozcáis, de un pequeño libro-amuleto que releo constantemente, su autor es Alexandro Baricco y su título es Seda.

Abrazos veraniegos.

Pd: Ánimo José Manuel, aunque creo que ya te rondan de nuevo los versos.