domingo, 29 de mayo de 2011

Unas horas inolvidables



Aunque con retraso, y próxima a la siguiente tertulia, quisiera dejar constancia de la magnífica tertulia del día 6 de mayo. Sito Lerate con su monográfico de Edgar Allan Poe y Manuel Romero Higes con sus creaciones nos hicieron pasar unas horas inolvidables.

Todos sabemos de la maestría de Sito para la rapsodia y la interpretación pero esta vez estuvo realmente genial al interpretarnos, mientras lo analizaba, el poema “El Cuervo”.

Sito hizo un a modo de preámbulo dedicado al poeta americano Allan Poe recitándonos una composición de su autoría. Así, con estos versos de gran elocuencia, iniciaba su discurso:

Morir como un idiota en una calle,
Y borracho de alcohol nada enaltece,´
Pero llamarse Poe enaltece ese fin


Al final, después de seis estrofas más, Sito remató su preámbulo con estos versos:

Solamente te queda, también en tu sepulcro de cielo,
Tus cuentos, tus poemas, y los hombros de Virginia para llorar
Sobre ellos, y así vivir o malvivir la eternidad en el infinito
Suceder de las horas.





Después de este preámbulo Sito Lerate entró en el campo que mejor domina y es el de la declamación en un punto titulado:

Sugerencias para mejor declamar “El Cuervo”. Impresionante su forma de exponer y de llevar a la interpretación este “Never more” “Nunca más” de Poe. Sito dijo que no debe haber distanciamiento entre lo que ocurre en escena y lo que siente el público , sino que tiene que haber una identificación…Así, el poema de “El Cuervo” debe ir en “crecendo” hasta terminar en el “nunca mas”.

Es complicada la interpretación de unas letras como estas-dijo Sito-porque aunque no hayas hablado con un cuervo, ni se te haya muerto el ser amado, se debe con el recurso de la imaginación y de las sensaciones personales, reproducir ese momento.

En el tercer punto, la lectura del poma de “El Cuervo”, Sito Lerate aprovechó las traducciones de José Bonalde y Arturo Sánchez. Magnificas lecturas del poema que nos situó, a los contertulios, en el contexto creador de Edgar Allan Poe.

Sito nos dio al final, de forma intencionada, un breve apunte de la Biografía de este autor, unos breves trazos- como él dice. Y lo hizo así ya que considera que toda su obra es biografía. Lo que este autor fue o fuese lo es a pesar de su vida o a costa de ella: La obra de Poe-dijo Sito- va inherente a unas circunstancias vitales concretas, sin ellas también hubiera sido un genio. Sito aclaró que el título de este trabajo “El todavía siempre del “nunca más” del poema de “El cuervo” del escritor Edgar Allan Poe, hace referencia a la admiración que tuvieron ayer, tienen hoy y a la que tendrán los lectores del escritor americano. Un “mascarón de proa”-dice Sito- es este poema de El cuervo en todo el universo literario del escritor de Virginia.

Desde estas líneas reitero mi enhorabuena y mi agradecimiento a Sito Lerate por habernos adentrado en este imaginario de la poética de Poe.

Por su parte, en el último tramo de la Tertulia, Manuel Romero Higes nos trajo dos obras. Una en prosa poética llamada "8.9" que obtuvo una mención especial de la Asociación de Mujeres Progresistas. Este escrito, magnífico por cierto, hace referencia al terremoto del 11 de marzo de este año en Minamisanriku (Japón). El párrafo inicial nos predispone a entrar en un amplio imaginario donde lo terrible se dulcifica:




“He salido ha buscar tu bicicleta. Aquí está, dando vueltas al son del krump krump de la excavadora que está columpiando nuestra casa. Aquí está tu maldita bicicleta, bailando con las ratas que huyen al grito de –¡tonta la última!”

El párrafo final, de una maestría literaria propia de la sensibilidad y la creación de Manuel, termina con algo sorprendente: el silencio solemne después del terremoto escala 8.9 de Richter:

La casa ha resistido. Tu bicicleta ha ce tiempo que dejó de bailar con las ratas. El olor de mar es cada vez más penetrante, se ha convertido en un hedor espeso que empapa.Le acompaña un ronroneo continuo que recuerda al traqueteo de la cosechadora de arroz. Las sirenas del muelle enloquecen. Vienes en un viento que me salpica. Ya llegas. La tierra ha dejado de temblar

El otro escrito, que Manuel Romero presentó, tenía por titulo Química Cómica. Una mezcla explosiva de relato y poesía donde la imaginación y la actitud creadora de nuestro contertulio se desbordó.

Todos coincidimos en decirle que el lenguaje de ese escrito tenía un código interior donde el surrealismo cobra sentido. Las ideas y las emociones se encuentran diseminadas. Una de las expresiones fuera de ser “feliz” tiene una gran agudeza en el contexto irónico de nuestro autor y es esta que dice: Leer sin entender comprender”.

En realidad hay que ser sublimes sin exagerar. Los tiempos están para pocas cuestiones obtusas.

Gracias a Manuel porque consigue ponernos en el disparadero de la realidad menos trascendente y al mismo tiempo más profunda.



La próxima Tertulia será el día 3 de Junio, a la hora de siempre las siete de la tarde y, esta vez, en la Residencia Universitaria “Hernán Cortés”. Este día disfrutaremos de los trabajos que nuestros contertulios Mamen Alegre y Antonio Castro nos han enviado por e-mail.

No olvideis de leer lo que, generosamente, nuestros amigos nos han enviado. Sacar el “látigo” es siempre bueno y mejor cuando, en lo que vemos, nos “espejamos”. Una vez más dispuestos a aprender en el diálogo respetuoso que ha caracterizado la Tertulia durante todo este año.

Por cierto, cumplimos un año de “tertulias y esto hay que celebrarlo…La crisis no nos impedirá disfrutar de un “convivium” final.

3 comentarios:

Mamen Alegre dijo...

Totalmente de acuerdo con el título del post.
Un lujo disfrutar del trabajo de José Manuel Sito. Me sentí privilegiada al oirlo.

El relato de Manuel me entusiasmó cuando lo leí por primera vez. Al escucharlo y participar de los comentarios, la sensación se acrecentó.

Felicidades a ambos y gracias. Yo también me felicito por haber disfrutado de estas horas inolvidables.



Maravillosa reseña de lo ocurrido Tino.


Abrazos a todos y hasta el viernes.

Bracelli dijo...

Gracias Tino por tus resúmenes (cuasi perfectos), la verdad que la tertulia en general (todos y cada uno de los días) ha sido una delicia y un goce y si encima estás tú para darle el toque final de estos comentarios tan enriquecedores, pues...¡¡Bravo!!

Manuel Romero Higes dijo...

¡Qué bueno Tino!, me lo pasé genial ese día. Merece la pena el atrevimiento, no hay que esconder las locuras, menos aún las que nacen "solas".