jueves, 28 de abril de 2011

Y vienes

 .

Y me traes hojas,
pájaros ciegos
que en tus manos,
como en nidos se ocultan.
Y arena limpia,
como si hubiera ensayado
vientos en tus ojos.
Y me traes el placer ingenuo
de los niños y de las risas;
también algo que se escapa,
la tarde,
para explicarme como el cielo
hace el amor con las ventanas.
.
.
            MAG

6 comentarios:

Miguel Vivas dijo...

Bufffffff... Magnífico, de verdad. Qué auténtica preciosidad, este me lo apunto. Besos y mordiscos.

Bracelli dijo...

Estupendo Mamen, por tu participación y por la frescura del poema. Gracias.

Mamen Alegre dijo...

Gracias Miguel, tu entusiasmo es muy estimulante. :)

Abrazos.

Mamen.

Mamen Alegre dijo...

Un honor participar José Manuel, un placer tu comentario.

Nos vemos el viernes próximo.

María Blázquez dijo...

Precioso, me reitero en el comentario que te dejé en tu blog.

Un abrazo.

tino dijo...

Preciosos estos versos donde la sensualidad es la protagonista. Magnífica composición. A tu correo te mando algo más extenso al respecto. Un abrazo. Tino