sábado, 3 de marzo de 2012

#**#

A fuego lento muere la noche
bajo las sábanas del amanecer.
Las flores de los ojos se abren
cuando los sueños se escapan
de la piel que los habita.
Al lado de un cuerpo
el otro lo mira, lo abraza.

2 comentarios:

tino dijo...

Querido Miguel salvando el título (#**#)el poema me ha gustado mucho. Un pelín cargado de metáforas pero es hermoso el juego que hace de ellas. Y, aunque me digas pesado creo que en los últimos versos quedaría mejor un punto que separe los dos versos finales:

... de la piel que los habita.
Al lado de un cuerpo
el otro lo mira, lo abraza.
Creo que es más claro y se hace menos largo. Se aligeran los versos.
Gracias por enviarnos tus aventuras poéticas.
Un abrazote.

Miguel Angel dijo...

Es cierto, ese punto desahoga y alivia.
Gracias Tino.
Un abrazo